domingo, 9 de agosto de 2015

Reseña: EL HIJO DE NEPTUNO - Rick Riordan




  ¿A qué jugaban los dioses del Olimpo? Gea, la madre Tierra, está despertando a un ejército de monstruos para acabar con la humanidad… y ellos se entretienen mareando a los semidioses, los únicos que pueden derrotar sus perversos planes.

  Ahora han mandado a Percy al campamento Júpiter casi sin recuerdos y con la inquietante sensación de que él, el griego, es el enemigo. Por suerte, contará con el apoyo de Hazel, una chica nacida hace más de ochenta años, y de Frank, un muchacho que todavía no sabe muy bien cuáles son sus poderes (ni si los tiene).

  Juntos deberán emprender una peligrosa expedición para liberar a Tánatos, el dios de la muerte, de las garras de un gigante.

  He dicho en más de una ocasión que Rick Riordan es uno de mis autores favoritos por sus historias tan originales, adictivas y divertidas y este libro solo ha reforzado esta opinión.

  En el primer libro de esta saga, El héroe perdido, seguimos la historia de Jason, Piper y Leo. Pues bien, en El hijo de Neptuno dejamos esa historia aparcada para seguir de nuevo a Percy, el cual lleva días escapando de unos gorgonas que vuelven a formarse nada más matarlas, dirigiéndose a no se sabe dónde guiándose únicamente por su instinto, todo ello mientras lo único que recuerda de su vida es un rostro y un nombre: Annabeth. De esta manera Percy llega al Campamento Júpiter, un campamento para hijos de dioses romanos donde no se sentirá como en casa. Una vez allí, no tendrá tiempo para recuperarse ya que deberá emprender una misión contrarreloj junto con otros dos semidioses romanos, Hazel y Frank, para rescatar al dios de la muerte y de esta manera poder matar a los monstruos y tener una oportunidad en la guerra contra ellos.

  El libro está narrado en tercera persona por tres personajes: Percy, Hazel y Frank. No sabéis lo feliz que me hizo reencontrarme con Percy, uno de mis personajes favoritos de todos los tiempos, y ver que a pesar de no contar con sus recuerdos sigue siendo un personaje divertidísimo, ingenioso, valiente y leal. Hazel es una chica que esconde muchos secretos, independiente y muy guerrera. Frank es torpe y carga con una maldición familiar, pero también hace siempre lo correcto y tiene un corazón enorme. He de decir que ni Hazel ni Frank han conseguido conquistarme como lo hizo Leo en el libro anterior pero son personajes interesantes que han terminado gustándome un poquitín.

  Además de estos conocemos a otros personajes más secundarios, algunos de los cuales me gustaron, como Reyna, y otros que no soportaba, como Octacvio. También volveremos a ver a un par de personajes que ya conocíamos pero que no os diré para no reventaros la sorpresa.

  Rick Riordan nos introdujo brevemente a los dioses romanos en El héroe perdido, pero en este libro los conoceremos mucho más. Estos son más estructurados, serios y guerreros que los griegos, cosa que se refleja en sus hijos. Me ha fascinado la organización del Campamento Júpiter y el funcionamiento de las cosas pero me sigue gustando mucho más el Campamento Mestizo. Y a Rick no se le agota la imaginación, ya que en este caso nos encontraremos con nuevos mitos y seres mitológicos romanos.

  Tal y como es costumbre en los libros de este autor, los personajes están continuamente teniendo que enfrentarse a monstruos y situaciones peligrosas por la que la acción es desbordante, así como los diálogos y situaciones divertidas. Además, cada uno de los personajes tienen sus secretos que se van descubriendo en el momento oportuno y esto genera una intriga que te incita a seguir sabiendo de ellos. A pesar de ello, y de que este libro me haya gustado más que el anterior, he de reconocer que esta saga no me está gustando tanto como la de Percy Jackson y los dioses del Olimpo. No sé si es por la trama o porque echo de menos a Percy como narrador pero la cosa es que aunque los libros terminan gustándome mucho, no me enganchan igual que los otros.


  En definitiva, El hijo de Neptuno es una secuela estupenda, con más acción, más diversión, más misterio y más romance que el libro anterior, nuevos personajes y un final que te dejará con ganas de más.



9 comentarios:

  1. Esta es una de esas sagas que me gustaría leer, llama mi atención.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  2. Suena interesante. No tengo contemplado leerlos y eso que me encanta la mitología. Quizás debería darles una oportunidad.
    Gracias por la reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. la saga de Rick Riordan es una de las sagas que me gustan pero no he tenido la oportunidad de leerla, me ví la película que salió y me gustó mucho y dicen que los libros están mejores asique ya veré
    un beso,
    Rocío!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! No he leído esta saga, es más, no he leído nada de este autor, aunque espero empezar muy pronto la saga de Percy Jackson. Si esa me gusta, creo que lo más probable es que empieza esta. Un beso :)

    ResponderEliminar
  5. Hola! Estoy empezando la saga♥ Que lindo tener una buena recomendación de sus libros :) Besos!

    ResponderEliminar
  6. Reyna es la puta ama y punto >.< Quiero un libro entero solo de ella, y otro sólo de Nico. A todo el mundo le encanta este libro porque echaba de menos a percy, a pesar de que el autor lo intenta mucho, los demás no me llegaron ni de lejos tanto como él (y anabeth, of course <3).

    Un beso! ^^

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    No soy muy dada a las historias de fantasía, así que por ahora lo dejaré pasar.
    Tengo demasiados pendientes.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  8. Este libro me gustó más que el anterior, en el cual eché bastante de menos a Percy. Es un personaje que se nota cuando no aparece. Esta es una saga con la que he pasado muy buenos ratos, y estoy a punto de terminarla :(

    Un beso!

    ResponderEliminar

Post nuevo Post antiguo Home